• 21 noviembre, 2018

    ¿Qué es la Acrilamida?

    Entra en vigor un reglamento comunitario con medidas para reducir este contaminante en algunos alimentos.

La acrilamida es un contaminante que se crea de forma natural en los alimentos ricos en carbohidratos durante la exposición de los mismos a altas temperaturas (120°) como: la fritura, el horneado y el tostado.

Es importante conocer un poco más los riesgos de la misma debido a que ha sido recientemente clasificada como posible carcinógeno en humanos, por eso algunas recomendaciones pueden ayudarnos aplicando la normativa europea en la industria alimentaria y restauración, como es el caso de Servalia.

Algunas pautas a seguir son: controlar el tiempo de cocción y revisar que el color final del alimento es dorado y no pasado, conservar los alimentos como las patatas en lugares secos y oscuros fuera de la nevera, lavar con abundante agua y secar completamente el producto antes de freírlo, evitar la fritura siendo preferible la cocción o el horneado, reducir el tiempo de fritura sin superar los 175°, limitar la reutilización de aceite de fritura y ventilar la cocina.

Si entre la industria alimenticia, restauración y consumidores seguimos estas pautas, evitaremos la aparición de acrilamida en nuestros alimentos reduciendo los riesgos de la misma.

Y recuerda, como dijo La Rochefoucauld, “Comer es una necesidad, pero comer inteligentemente es un arte”.

¡Añadimos el siguiente enlace a un video para conocer mejor estas recomendaciones! 

https://www.youtube.com/watch?fbclid=IwAR33_ly3IS3-PA6uNvmSzTPS-HwwcTVYoEA0rOd1UGitOT21OtshDBXDIt0&=&v=tcuu2zz3hXo&=&feature=youtu.be&app=desktop

imágenes adicionales